Sobre las propuestas de #democraciarealya

24 mayo 2011

Etiquetas: cosa pública toñi, pichote y compañía

Querida Toñi:

Me llamas, escandalizada, porque entiendes que en mi último post he traicionado el apoyo que unos días antes había manifestado hacia las protestas ciudadanas organizadas a partir del 15 de mayo.

Permite que te recuerde, sin embargo, que yo expresé (y mantengo) mi simpatía por un movimiento que ha demostrado que muchos ciudadanos no son conformistas y están dispuestos a movilizarse por una situación que consideran injusta. Ahora bien, desde el minuto cero dejé clara mi desconfianza en que el movimiento cristalizara en propuestas inteligentes. Creo que se han removido algunas conciencias y espero que se remuevan más. Celebro que por fin los jóvenes no sean noticia por el botellón y ofrezcan una lección de comportamiento cívico, respetuoso y pacífico a todo el país. Confío en que los partidos políticos tomen nota del descontento ciudadano e inicien procesos de reforma interna. Ahora bien, en lo que concierne a tomar decisiones, la fórmula no podría ser más inoperativa.

Think globally, act locally, se dice en el mundillo del medio ambiente. Aquí se está haciendo todo lo contrario. Pensar en local y proponer acciones de ámbito estatal, cuando no internacional. El pensamiento es cada vez más local, especialmente ahora que se propone extender el movimiento a los barrios. Lo que podría ser una herramienta cojonuda para analizar la realidad del barrio y articular la interlocución con las juntas de distrito corre el riesgo de dispersarse como gotas de aceite en el océano tratando de refundar la economía mundial de forma inconexa.

Vamos al grano. Las 37 propuestas publicadas en www.democraciarealya.es se agrupan en siete bloques, con un llamativo octavo título ("Reducción del gasto militar") sin ningún contenido. Para mi análisis, las voy a agrupar en tres grandes bloques: medidas que ocasionan gastos, medidas que ocasionan ingresos o ahorro y el resto.

Medidas que ocasionan gasto

Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).

Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil.

Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de contratación temporal.

Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración.

Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido.

Así, sin pan ni nada. ¿Las que no se han vendido en cuánto tiempo? ¿En quince días? ¿En tres años? La expropiación, supongo, sería previa indemnización, tal y como prevé la legislación. Más de un promotor lo estará deseando.''

Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos.

No me resisto a comentar esta. Tal y como está redactada, las ayudas deben dirigirse a todos los jóvenes con independencia de sus recursos.''

Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera.

Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.

Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados.

Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia.

Claro. La financiación pública de los medios de comunicación, como todo el mundo sabe, garantiza su independencia. Jamás he oído una crítica a Telemadrid. Es de cajón que con la investigación se conseguirá el mismo resultado.''

Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, restricción del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici.

Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales de mediación y tutelaje.

Este bloque de propuestas, indudablemente, pretende mejorar la calidad de vida de la sociedad en general, aunque también puede dar pie a la picaresca. Nada que objetar, salvo lo ya apuntado. Bueno, sí, un pequeño detalle: cuestan dinero. Y España está un poco canina últimamente. Pero, en fin, veamos las medidas que se proponen para hacer caja.

Medidas que ocasionan ingresos o ahorro

Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.

Esta propuesta es más cosmética que otra cosa. No digo que las formas no sean importantes; lo son y mucho. Pero aquí rayamos en el populismo. ¿Qué privilegios tienen sus señorías en el pago de impuestos? Que yo sepa, pagan los mismos que todo quisque: directos (IRPF) e indirectos (IVA). Otro cantar es el tema de las cotizaciones. Y en cuanto a las retribuciones, defiendo que deben ser adecuadas a la responsabilidad del cargo.

Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión.

Hala, alegría. Y a los que hayan gestionado de puta madre se les bajan los impuestos, por la misma regla de tres. Por el amor de las deidades, la política fiscal no puede ser una cosa caprichosa.

Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado.

Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias.

Eliminación de las SICAV.

Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio.

Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales.

Totalmente de acuerdo con el control real y efectivo del fraude. Pero esto incluye empezar a denunciar al conocido que hace chapuzas mientras cobra el paro y al mecánico que ofrece facturas sin IVA. Seamos coherentes.

El aumento de impuestos a grandes fortunas y empresas (no sé por qué solamente a las entidades bancarias, ¿seguimos confundiendo impuestos con venganzas?), junto con la eliminación de las SICAV y la recuperación del impuesto sobre el patrimonio, serían las únicas propuestas capaces de generar unos ingresos significativos. Pero, ¿quién es el guapo que las cuantifica? ¿Qué es una gran fortuna? ¿Debe pagar impuesto de patrimonio, además del IBI, una anciana jubilada que sobrevive con su pensión en un piso de su propiedad? ¿Qué hay del riesgo de la fuga de capitales y patrimonios? No digo que me oponga al incremento de impuestos, y seguramente 2008 fue un mal momento para eliminar el de Patrimonio; pero hay que saber cuáles son nuestros recursos. Aunque se nacionalizaran sin indemnización todos los bancos y se guillotinara a todos los banqueros (que tampoco digo que alguno no lo mereciera), es posible que el Estado siguiera sin dinerito para pagar todo lo que se reclama.

Otras propuestas, mayormente cosméticas

Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.

Dudo mucho, por lo que conozco de la administración, que ningún cargo electo retribuido (no olvidemos que la inmensa mayoría de alcaldes y concejales no cobra) trabaje menos de 60 horas semanales. Si la propuesta se refiere a las ausencias de parlamentarios de su escaño, parte de un profundo desconocimiento de lo que es un hemiciclo. Obligar a diputados, senadores y concelajes a permanecer sentados mientras se mantiene la disciplina de voto es ridículo.

Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.

Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos.

El patrimonio de los cargos públicos, como el del resto de los mortales, es conocido por Hacienda, que somos todos. Un ministro tiene el mismo derecho a la intimidad que cualquiera. La publicación de sus patrimonios, de la que hay precedentes, tampoco es la panacea; para empezar, porque quien tenga patrimonio ilegítimo lo va a ocultar en la declaración. Y también porque ser rico o pobre no es ningún delito. No me interesa el patrimonio de nadie; en todo caso querré saber si lo ha adquirido legítimamente.

Reducción de los cargos de libre designación.

Los directores generales, jefes de servicio, asesores y asimilados podrían ser funcionarios de carrera, pero deberían seguir existiendo, digo yo. Porque si hay un trabajo que hacer, alguien tiene que hacerlo. Simplemente avanzaríamos hacia un Estado más tecnocrático, con lo que tiene de positivo y negativo.

Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.

Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.

Personalmente estaría encantado. Pero, claro, es que también hay que leer el contrato de la hipoteca cuando se firma. Combinando esta propuesta con la expropiación de viviendas vacías de más arriba, el resultado es cachondo que te cagas: doy mi piso, cancelo mi hipoteca y el Estado (es decir, todos los ciudadanos) paga la diferencia al banco, ya que tiene que expropiar contra indemnización. Luego me lo alquila a precio subvencionado. Negocio redondo para mí, pero ¿es sostenible?

Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos.

Claro, esta propuesta la firmaría el mismísimo Perogrullo. Pero, ¿qué es un gasto inútil? El control económico ya existe en todas las administraciones: se llama Intervención. Pero la intervención, por ser técnica, solamente puede autorizar o desautorizar un gasto en función de criterios técnicos (que el gasto sea ajustado a derecho), no políticos (que el gasto sea razonable).

Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social.

Me remito a mi intercambio de ideas con Horacio sobre el tema. A modo de resumen, no me parece razonable comprar negocios en quiebra para salir de la crisis.

Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales.

Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala praxis bancaria.

Nuevamente encontraríamos discrepancias terminológicas. ¿Qué se entiende por mala praxis? ¿La que está prohibida, la que no me gusta a mí o la que, a toro pasado, resulta que no era buena idea? Porque hacer predicciones a posteriori es bastante sencillo.

Promoción a nivel internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).

No al control de internet. Abolición de la Ley Sinde.

Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación.

Referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos.

Y ¿quién es el guapo que decide qué es de gran calado y qué no? Soy partidario de una democracia parlamentaria, no plebiscitaria. Las acciones de un gobierno deben tener una coherencia interna; no pueden votarse por separado.

Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea.

¿Qué es una medida? ¿Cada uno de los actos administrativos de cada una de sus instituciones y organismos? Y la Unión Europea ¿qué opina de esto?

Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo.

Me remito a mi post anterior, Listas entreabiertas.

Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.

Mira, creo que esta es una asignatura pendiente. Apoyo esta medida. Ahora toca desarrollarla.

Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.

Pues también. Además está en la Constitución. Pero, claro, a ver qué se entiende por democracia interna. Supongo que debe respetarse la convivencia de modelos más ejecutivos con otros más asamblearios.

Habría mucho que comentar, porque la lista de propuestas toca muchos pitos y profundiza poco. A modo de resumen, si es que tal cosa es posible, me parecen unas genialidades irresponsables en su conjunto, que parten de la creencia de que la buena voluntad puede suplir la falta de dinero y, lo que es más grave, el profundo trabajo de investigación, consulta, negociación, deliberación y toma de decisiones que, con mayor o mejor fortuna, y sabiéndolo mostrar mejor o peor, realizan miles de políticos y técnicos todos los días.

Por otra parte, me llama la atención la enorme fe que deposita en la ley, las prohibiciones y las sanciones un movimiento que, al mismo tiempo, ha llamado a la desobediencia civil en las acampadas. Tranquila, Toñi, que no voy a hacer leña. Que ya te he dicho que sí, que me caen simpáticos.