Palabro de la semana: "ye"

7 noviembre 2010

Etiquetas: palabros toñi, pichote y compañía

Foto: morgueFile

Querida Toñi:

La que se ha liado con la RAE, oye. Se anuncian cuatro cambios de nada en la ortografía oficial y Facebook está que explota. Tú misma andas estresadísima, proclamando a los cuatro vientos que no piensas escribir "Catar" por "Qatar" jamás en tu vida.

No te preocupes mucho, mujer. Total, la mayoría de los contribuyentes mueren sin haber escrito el nombre de este emirato en toda su vida. Yo mismo reconozco sin pudor que no lo había escrito nunca, que probablemente no lo escribiré otra vez y que hasta hace un rato no sabía situarlo en un mapa.

Más me preocupa lo de la i griega. Le tengo cariño. ¡Cuántas veces he deletreado mi segundo apellido! Mi nombre se pronuncia "Julio López Garbayo, con be y con i griega". A pesar de ello, el 75 por ciento de las personas lo escriben con elle.

--¿Nombre?

--Julio López Garbayo, con be y con i griega.

(...)

--Oiga, he dicho con i griega.

--Eso he puesto.

--No. Esa es la elle.

--¡Ah!

Esto me ocurre constantemente con dependientes, funcionarios y empleados de banca. Así que tiemblo al pensar lo que ocurriría si les dijera "Julio López Garbayo con be y con ye". Seguramente lo pondrán con equis, o con una arroba.

Sin embargo, por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a mostrarme a favor del palabro. Sí señora. Aplaudo que la nueva Ortografía opte por el nombre "ye".

Lo que poca gente sabe, porque poca gente ha leído la Ortografía (y se nota), es que no se trata de una obra de la Real Academia Española. Ya en la versión actualmente en vigor, de 1999, se sumaron todas las Academias de la lengua española. Que las hay también en Chile, en México, en Nicaragua y en otros países de América. El intento de la Comisión Interacadémica es homogeneizar la ortografía del español. A cambio de que digamos "ye" por "i griega", en Argentina dirán "uve" en lugar de "be chica", por ejemplo. Será un buen ejercicio de humildad. A ver si nos damos cuenta de que los españoles no tenemos el monopolio del español.

Tú tranquila, que puedes seguir escribiendo como quieras. Total, ya lo haces. Tu último correo electrónico venía completamente en minúsculas, sin apenas espacios y sin acentos. No sé a qué viene este ataque de puritanismo lingüístico que te ha entrado de repente.