Archivo: marzo 2011

Respuesta a Todos los caminos conducen a Irak

22 marzo 2011

Querido Horacio:

Dejas sin abordar en tu respuesta mi última pregunta, la que me parece más importante. ¿Cuál es el objetivo de esta intervención?

Seguir leyendo...

Respuesta a Libia: pecados y parálisis

21 marzo 2011

Querido Horacio:

Te llevas las manos a la cabeza en tu artículo por la contradicción argumental de los críticos a la recién estrenada guerra (permite que la llame así en lugar de intervención militar, por hacer aprecio a tu consejo de no ser tan tiquismiquis con el léxico). Curiosamente, a renglón seguido ofreces un sabio consejo: es necesario aprender a vivir con contradicciones.

Seguir leyendo...

Hipócritas

20 marzo 2011

Espero que mis amables lectores sean capaces de leer y reflexionar sobre este famosísimo artículo publicado el 19 de enero de 1962, más allá de su literalidad y de su firma.

Seguir leyendo...

Fukushima 50

15 marzo 2011

Las predicciones a posteriori soy jauja, oye. Los mentideros se han llenado de expertos en energía nuclear, de esos que cada día son expertos en una disciplina distinta, diciendo que claro, que a quién se le ocurre poner una central nuclear junto al mar. Que luego viene el tsunami y nos jiñamos.

Seguir leyendo...

Respuesta a Banco Público en forma de diálogo para besugos

5 marzo 2011

--Buenos días.

--Buenas tardes.

--¿Es el Banco Público?

--El mismo.

--Que quería yo pedirle un préstamo para montar una distribuidora de porlanios bujetizados.

Seguir leyendo...

Polvo de hemeroteca: Aunque usted pueda pagarlo, España no puede

4 marzo 2011

Estos días se ha hablado bastante de este viejo eslogan. Algún periodista lo atribuye al régimen franquista. No es cierto. En realidad, formaba parte de una campaña que se inició en 1976, aunque está muy relacionada con la crisis del petróleo del 73.

Seguir leyendo...

Túnez y otras minucias

3 marzo 2011

Querido Chus:

Cuando me pides una sinopsis en profundidad de los sucesos del mundo árabe, sé que no se te escapa que no soy ningún experto en sociopolítica magrebí. Aunque estés en Bolivia, puedes leer los mismos periódicos que yo; así que intuyo que lo que echas de menos no es el acceso a los datos, sino a la opinión de primera mano, la que solíamos compartir entre jarras de cerveza y humo de cigarrillo. Voy a tratar de complacerte, pero la cerveza y el tabaco los tendrás que poner tú.

Seguir leyendo...

Contrarréplica a El martillo, el clavo y el tonto

2 marzo 2011

Querido Horacio:

Ya me extrañaba a mí que no contestases a mi artículo. Debí suponer que emplearías para tu respuesta la UTB (Unión Temporal de Blogs). Bien hecho.

Seguir leyendo...

Quincuagésimo artículo

1 marzo 2011

Cuarenta y nueve más uno, cincuenta. Cincuenta posts en cinco meses, lo que viene a dar un promedio que cualquiera puede calcular. No pensé, al escribir el Ministerio de Eufemismos, que esta aventura iba a durar tanto.

Seguir leyendo...

El martillo, el clavo y el tonto

1 marzo 2011

No sé dónde leí el otro día que si tu única herramienta es un martillo, todos los problemas te parecerán un clavo. Me parece un buen razonamiento, pero incompleto. Por pocas herramientas que tengas, para que todos los problemas te parezcan clavos debe cumplirse otro requisito: tienes que ser tonto.

Seguir leyendo...